3 enemigos que impiden una alimentación saludable.

Seguramente el fundamento más importante de todos sean tus hábitos alimenticios.
Si deseas verte bien es necesario que comas bien. Es importante una dieta sana y equilibrada, elegir los alimentos adecuados pero más importante aún es evitar los incorrectos.
Debes prestar mucha atención y tener cuidado con esas comidas que destruirán tus resultados y engordarán tu cintura.
Porque si no le proporcionas a tu organismos el alimento adecuado y necesario no tendrá energía suficiente para poder terminar la jornada y mucho menos para realizar tus entrenamientos. La mejor manera de obtener esta energía es alimentándote con comida integral y natural.

Aun cuando todo lo demás lo hagas bien, esos alimentos incorrectos sabotearán tu éxito, frustrarán tu esfuerzo, harán que sea más complicado alcanzar tu meta.
Conseguirán que el cuerpo de tus sueños sea una fantasía que no se haga realidad, pero al evitarlos empezarás a quemar grasa más rápido y fácilmente que antes.
Elimina de tu dieta todo aquello que no sea beneficioso para tu organismo. Apuesta por una alimentación sana y equilibrada y ten en cuenta que el comer sano no tiene que ser aburrido.

 

Esos 3 enemigos, esos culpables de que no consigas tu objetivo, esos alimentos con los que debes de prestar suma atención son:

1.- EL AZÚCAR                 

El azúcar blanco refinado que consumes habitualmente en tu dieta alimenticia es una importante fuente de calorías, pero de calorías vacías, es sacarosa sintetizada artificialmente por lo que no contiene ni vitaminas ni minerales que tu organismo necesita para procesarla. Por lo tanto, el azúcar no te aporta nada desde un punto de vista nutricional.

Se sabe que el continuo consumo provoca la aparición de caries y ennegrece los dientes.
El consumo constante también atrofia el rendimiento de las glándulas provocando poca secreción de hormonas o alterando la composición química de las mismas, puesto que se ha podido comprobar que el azúcar afecta la correlación de minerales en el organismo. Estudios recientes lo vinculan con problemas en el sistema inmunológico.

El azúcar es terrible para tu salud… Pero cuando estás tratando de evitar peso, es peor!!!

Al ser un carbohidrato el exceso se transforma en grasa. Al consumirlo los niveles de azúcar en sangre suben, lo que causa que mucha insulina se produzca en tu cuerpo y la insulina es una hormona que pone a tu organismo en “modo de almacenamiento de grasa”. Lo que significa que al estar altos los niveles de insulina tu cuerpo deja de quemar grasa…

Y toda esa comida deliciosa termina alrededor de tu estómago y glúteos.

El azúcar provoca en tu organismo una necesidad adictiva y esto se debe que al consumirla se libera una sustancia química natural llamada encefalina que produce en tu cerebro una sensación de placer similar a la de algunos estupefacientes.
Por lo tanto el sobrepeso se relaciona con una adicción más, al activar cierta parte en el cerebro en la que ciertos neurotransmisores juegan un papel muy importante asociado al consumo excesivo y descontrolado.
Así que es mejor que evites el azúcar.
Como alternativa puedes endulzar tus comidas y bebidas con Stevia, es una planta altamente recomendada, se puede encontrar en el mercado en forma líquida y en polvo.

 

2.- HARINA BLANCA

Es otro de los alimentos con calorías vacías, es decir, sin valor nutricional.
Las harinas se derivan de cereales como el trigo, la avena, el maíz o el centeno que, en su estado natural, son ricos en fibra, proteínas, carbohidratos grasas, vitaminas y minerales. Pero dependiendo de su proceso de elaboración, es que las harinas pueden conservar o no, dichas propiedades.
Básicamente hay dos tipos de harinas: integrales y refinadas. La diferencia entre estas dos básicamente es la parte del grano que se muele. . Desde el punto de vista nutricional, el aporte de nutrientes al organismo, es mejor la harina integral.
La harina blanca altamente procesada pierde las dos partes más nutritivas de la semilla: el salvado y el germen.

Lamentablemente, nuestra dieta contemporánea se basa en harinas blancas (harina de trigo común o harina enriquecida): el pan blanco, galletitas, fideos, etc… Una dieta cargada de comidas refinadas nos deja muy mal nutridos, vulnerables a un amplio abanico de enfermedades crónicas entre otras cosas.
A mayor cantidad de alimentos refinados que comamos más insulina producirá nuestro organismo para manejarla. La insulina promueve la acumulación de grasas preparando el terreno para una rápida ganancia de peso y altos niveles de triglicéridos, lo que puede provocar problemas cardiacos.

¿Por qué te resulta irresistible y te apetece más un bizcocho o una pizza que una ensalada?

La respuesta es que las harinas son adictivas.

La harina blanca contiene fundamentalmente hidratos de carbono y al carecer de fibra permite que el azúcar llegue más rápido al intestino y por lo tanto a las células, lo que proporciona a tu cuerpo una explosión de energía (y luego una caida de energía).
Así que cuando las comes, se descomponen en azúcar rápidamente, lo que causa que más insulina se libere y hace que tu organismo entre en “modo de almacenamiento de grasa”.

3.- COMIDAS PROCESADAS

Estos alimentos hay que evitarlos a toda costa si queremos tener un cuerpo sano y delgado. Nuestra alimentación debería de basarse en alimentos naturales no procesados.
Un alimento procesado es aquel que no se encuentre en el estado en el que la naturaleza lo creó. Con “procesado” se hace referencia a esos alimentos naturales que sufren un proceso para transformarlos de alguna manera:

-Modificar su forma, su textura, su humedad.
-Agregarle sustancias que no tenía.
-Aumentar, potenciar o cambiar su sabor.
-Someterlos a procesos térmicos (temperaturas muy altas) o químicos (usando ácidos o bases) para esterilizarlos.
-Quitarles partes o sustancias que originariamente estaban presentes.
– etc…

Todo esto se hace con la intención de producir alimentos que duren más tiempo, sean más económicos y más fácilmente distribuibles. En ese proceso los alimentos sufren cambios irreversibles tanto por dentro como por fuera. La llamada industria alimentaria al someter alimentos naturales perfectamente saludables a distintos procesos les destruyen los nutrientes vitales, tanto es así, que lo que queda muchas veces ni siquiera se podría llamar alimento, ya que no tiene realmente ningún nutriente que valga la pena.
Recuerda que los nutrientes son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. El cuerpo necesita calorías y nutrientes. Cuando estás obteniendo pocos o ningún nutriente de alimentos procesados el cuerpo entra en un modo de hambre en el que almacena todas las calorías que recibe. El resultado es que las calorías obtenidas se transforman en grasa y el cuerpo se niega a quemarlas.

 

 

3 ejercicios imprescindibles para sacar abdominales desde casa.

Es de gran importancia, que antes de empezar un estilo de vida saludable tengas presente que la constancia, la disciplina y la dedicación son la clave del éxito para lograr el objetivo principal, lucir un cuerpo de ensueño. Si bien, una de las regiones más complicadas para adelgazar, es la parte del abdomen, por lo que requiere de consistencia en las actividades, asumiéndolo, así como un reto que combina ejercicios y correcta alimentación, para así conseguir los resultados deseados. Deshazte de esos molestos rollos en la panza, a partir de estos 3 ejercicios imprescindibles para sacar abdominales desde casa, netamente eficaces:

1.Abdominales desde el suelo: este es uno de los ejercicios para sacar abdominales con mayor efectividad que existe, ya que se encargan de reducir la cintura, así como también marcar los abdominales, una vez deshecha la grasa de la zona. Para realizarlos, ubícate en una colchoneta, acostándote boca arriba, flexiona las piernas y apoya directamente los pies sobre el suelo. Seguidamente, sitúa tus manos a nivel de la cabeza y empieza a elevar el tronco manteniendo la columna en posición rectilínea durante 3 series de 20 repeticiones. Debes mantenerte ante todo recto, para así evitar lesiones y conseguir los efectos deseados sobre tu abdomen.
2.Abdominales en plancha: esta postura confiere la oportunidad de ejercitar los abdominales en todas sus ubicaciones, es decir, los superiores, medios, inferiores y oblicuos de un modo satisfactorio. Ante todo, debes mantener el abdomen contraído. Acuéstate boca abajo sobre una colchoneta, apoyándote con los antebrazos y con los pies en su pinta, conservando la columna totalmente erguida. Levanta el torso y mantén el equilibrio durante aproximadamente 20 segundos, realizando 5 series de 10. En poco tiempo verás los cambios.

 

3.Abdominales en patadas de rana: al realizar este sencillo ejercicio para sacar abdominales desde casa, trabajarás con mayor énfasis en el abdomen medio y superior. Para realizarlo, acuéstate sobre una superficie firme, apoyándote directamente con los glúteos y las manos en la parte trasera. Eleva las piernas, flexionando levemente las rodillas y desplaza las piernas de adelante hacia atrás llevando el torso hacia delante, confrontando ambas zonas. Tu abdomen se sentirá fortificado en un período corto, teniendo que realizar este ejercicio por lo menos, 3 veces a la semana. Los resultados serán fantásticos, siempre y cuando los combines con una alimentación rica en proteínas y con disciplina en todo momento. No te arrepentirás.

Quemando grasa corporal.

Estás dispuesto a adelgazar y evitar peso para siempre? ¿Te gustaría estar quemando calorías y gozando de ese cuerpo soñado? Déjame decirte que solo depende de ti, no es una tarea, de un día para otro, sin embargo es posible, siguiendo unas sencillas pautas. Debes tener constancia, perseverancia y centrarte solo en tu objetivo de adelgazar y pensar que lo vas a lograr. Lo primero es estar convencido de tu éxito, no dejarte abatir y seguir adelante aunque tengas momentos de tirar la toalla debes de persistir. La mente juega un papel muy importante en cualquier propósito que te propongas, mente y cuerpo tienen que estar en armonía para trabajar en conjunto y obtener los resultados deseados.

Nuestras emociones negativas sin resolver contribuyen inmensamente a la mayoría de los dolores físicos y las enfermedades.” De esta forma, sabemos que las múltiples enfermedades físicas y emocionales que son consideradas “causas” son de hecho síntomas o signos de otros asuntos subyacentes. Debes poner mucha atención, en tu modo de pensar, en tus creencias, en tu autoestima, tus relaciones, sin lugar a dudas, cuanto más positivas sean, menos trabajo te costará alinearte con la pérdida de grasa corporal.

Debes adquirir buenos hábitos de vida saludable para el resto de la vida, es la manera de tener un cuerpo sano y delgado para siempre. Cuando a tu cuerpo lo acostumbras a los ejercicios adecuados y a una alimentación equilibrada y saludable es lo que te solicitará no sintiéndose a gusto cuando cambias esos hábitos, por eso lo mejor es adquirir buenos hábitos para incorporarlos a tu vida diaria y convertirlos en un estilo de vida.

Cada día le das a tu organismo alimentos que forman parte de tu dieta que son incorrectos, no son los adecuados ni para tu salud y mucho menos para tu meta de adelgazar. Tu dieta está llena de esos alimentos que te impiden quemar grasa y lo que consiguen es que se vaya acumulando en ciertas partes de tu cuerpo que no deseas.

Por ejemplo, 3 de esos enemigos, culpables de que no consigas tu éxito de evitar peso son el azúcar, la harina blanca y los alimentos procesados.

¿Y por qué son tan perjudiciales para tu dieta y para tu salud estos alimentos?

El azúcar y la harina blanca son alimentos altamente refinados, solo te aportan calorías, pero calorías vacías ya que durante todo el proceso de elaboración han perdido los minerales y vitaminas, no aportan nada desde un punto de vista nutricional, han perdido todos sus nutrientes vitales. Cuando los consumes tu cuerpo empieza a generar insulina y esta hace que tu organismo entre en modo de almacenamiento de grasa y deja de quemarla, lo que provoca que toda la grasa se vaya acumulando y engordes.

Además, son adictivos, cuanto más alimentos con azúcar y harina blanca consumas más te pedirá tu organismo que le suministres.

Los alimentos procesados sufren una serie de transformaciones en su elaboración que nada queda de aquellos alimentos naturales de los que proceden, han perdido todos sus nutrientes en todo ese proceso. La industria alimentaria por hacerlos más económicos, duraderos, fácil de distribuirlos, los someten a una serie de procesos como por ejemplo:  altas temperaturas, procesos químicos para esterilizarlos, añadirle sustancias que no tenían, cambio de forma, textura o humedad, aumentan, potencian o cambian su sabor…estos procesos provocan un cambio irreversible en los alimentos tanto por dentro como por fuera.

Así que intenta mantenerlos fuera de tu dieta si deseas que tu cuerpo esté sano y delgado.

Tu cuerpo necesita calorías y nutrientes para su buen funcionamiento así que mejor apórtale el mejor combustible posible con alimentos adecuados.

¿Sabías de la importancia del dormir bien para conseguir adelgazar?

Pues sí, dormir es muy importante y te ayuda a evitar peso. Tu cuerpo se ralentiza cuando no descansas adecuadamente y tienes sueño, produciendo una sustancia química llamada cortisol y esta sustancia lo que produce es que almacenes la grasa corporal en el abdomen. Un descanso reparador conseguirá que tengas resultados positivos a la hora de adelgazar. Aprende a relajarte, elimina el estrés para poder descansar mejor y obtener un bienestar adecuado para tu organismo.

Apuesta por un estilo de vida saludable para conseguir tu objetivo de adelgazar. Toma el control de tu vida ahora mismo, planifica, cambia tus pensamientos, visualiza la imagen que quieres obtener, ten fe, confía en obtener tus logros, disfruta cada momento con la certeza que tu plan está en marcha y conseguirás con éxito el resultado deseado. Cambia algunos hábitos para estar quemando calorías, perdiendo grasa y gozando de tu nuevo cuerpo para siempre. Con constancia, perseverancia y siendo feliz en el proceso del cambio… lo conseguirás!!!

Como Puedo Bajar de Peso: Alternativas y Beneficios

Hombres y mujeres por todo el mundo se pregunta recurrentemente como puedo bajar de peso, recibiendo respuestas desde diferentes fuentes; algunas de las cuales llegan a ser inútiles, estafas, costosas, poco viables e incluso peligrosas para la salud de quien las pone en práctica. Ahora bien, no se trata de un tema asociado a frivolidad, o la simple vanidad de personas que solo quieren adaptar sus cuerpos a los modelos de belleza que pululan que vemos en nuestros días. Realmente la pregunta como puedo bajar de peso está más ligada a los cambios de vida de las personas.

Veamos Algunas de las Razones de la Popularidad de la Pregunta Como Puedo Bajar de Peso

  • Cambios en el estilo de vida: es apenas normal que la cuestión sobre como puedo bajar de peso sea recurrente, cuando el ritmo de vida de los seres humanos ha cambiado de manera tan radical. Por ejemplo, atrás han quedado aquellos tiempos donde para ir de un lugar a otro se hacía necesario caminar, o la máxima comodidad era utilizar la bicicleta como medio de transporte. Hoy en día todas las personas usan medios para movilizarse, que no los obliga a quemar calorías, por lo que es apenas normal que luego de varios años de desplazarse en metro, avión, automóvil y taxi; se presente la obesidad y la dichosa pregunta como puedo bajar de peso.
  • Carga de trabajo: otro factor que incide en la cuestión acerca de como puedo bajar de peso es la carga de trabajo que millones de hombres y mujeres mantienen a diario. Ya son parte del pasado aquellas épocas donde la jornada de trabajo duraba 8 horas exactas, lo cual permitía planear con certeza diferentes actividades en otros espacios que no daban lugar a preguntas relacionadas a como puedo bajar de peso. Salidas al parque, caminatas por el campo, ir a remar en lago, entre otras; son escenas de un pasado más activo. Actualmente las personas llegan a cuestionarse como puedo bajar de peso luego de trabajar hasta doce horas diarias, sin descansar.
  • Hábitos alimenticios: otro de los factores principales que dan lugar a la pregunta como puedo bajar de peso es el tipo de alimentación que las personas llevan. Hasta hace unos cuantos lustros, la dieta de los seres humanos incluía una alta cantidad de alimentos naturales tomados directamente de los cultivos: verduras, frutas y cereales sin procesar eran los ingredientes protagonistas de todos los platos; mientras que los productos hechos con harinas procesadas, azúcar y altas concentraciones de grasa prácticamente no existían. Pero las cosas han cambiado notablemente, y ahora son las comidas rápidas las que dominan la dieta de los hombres y mujeres modernos. Estas comidas son abundantes en grasas saturadas y mucha harina de trigo y de maíz, lo que a la larga da como resultado un aumento de peso más que considerable. Ante este complejo cuadro, no es de extrañar que antes de los treinta años miles de personas se pregunten de manera recurrente como puedo bajar de peso de manera rápida y eficaz.