3 ejercicios imprescindibles para sacar abdominales desde casa.

Es de gran importancia, que antes de empezar un estilo de vida saludable tengas presente que la constancia, la disciplina y la dedicación son la clave del éxito para lograr el objetivo principal, lucir un cuerpo de ensueño. Si bien, una de las regiones más complicadas para adelgazar, es la parte del abdomen, por lo que requiere de consistencia en las actividades, asumiéndolo, así como un reto que combina ejercicios y correcta alimentación, para así conseguir los resultados deseados. Deshazte de esos molestos rollos en la panza, a partir de estos 3 ejercicios imprescindibles para sacar abdominales desde casa, netamente eficaces:

1.Abdominales desde el suelo: este es uno de los ejercicios para sacar abdominales con mayor efectividad que existe, ya que se encargan de reducir la cintura, así como también marcar los abdominales, una vez deshecha la grasa de la zona. Para realizarlos, ubícate en una colchoneta, acostándote boca arriba, flexiona las piernas y apoya directamente los pies sobre el suelo. Seguidamente, sitúa tus manos a nivel de la cabeza y empieza a elevar el tronco manteniendo la columna en posición rectilínea durante 3 series de 20 repeticiones. Debes mantenerte ante todo recto, para así evitar lesiones y conseguir los efectos deseados sobre tu abdomen.
2.Abdominales en plancha: esta postura confiere la oportunidad de ejercitar los abdominales en todas sus ubicaciones, es decir, los superiores, medios, inferiores y oblicuos de un modo satisfactorio. Ante todo, debes mantener el abdomen contraído. Acuéstate boca abajo sobre una colchoneta, apoyándote con los antebrazos y con los pies en su pinta, conservando la columna totalmente erguida. Levanta el torso y mantén el equilibrio durante aproximadamente 20 segundos, realizando 5 series de 10. En poco tiempo verás los cambios.

 

3.Abdominales en patadas de rana: al realizar este sencillo ejercicio para sacar abdominales desde casa, trabajarás con mayor énfasis en el abdomen medio y superior. Para realizarlo, acuéstate sobre una superficie firme, apoyándote directamente con los glúteos y las manos en la parte trasera. Eleva las piernas, flexionando levemente las rodillas y desplaza las piernas de adelante hacia atrás llevando el torso hacia delante, confrontando ambas zonas. Tu abdomen se sentirá fortificado en un período corto, teniendo que realizar este ejercicio por lo menos, 3 veces a la semana. Los resultados serán fantásticos, siempre y cuando los combines con una alimentación rica en proteínas y con disciplina en todo momento. No te arrepentirás.